San Miguel de Allende


El corazón de México, San Miguel de Allende, es una ciudad del estado de Guanajuato, pintoresca y cosmopolita al mismo tiempo.

Si todavía no la conoces, te contamos por qué enamora a todo aquel que visita este maravilloso destino.

En el siglo pasado muchos norteamericanos empezaron a viajar a San Miguel para tomar cursos de cultura, arte y español. Muchos se establecieron de forma permanente y crearon una comunidad norteamericana muy activa y artística. Actualmente pintores, escultores, chefs, diseñadores y escritores de todo el mundo hacen de esta ciudad una parada obligada, o su residencia permanente.

Para los mexicanos es un honor recibirlos, amamos que les guste nuestra cultura y gastronomía.

Se encuentra muy cerca de la ciudad de Santiago de Querétaro y la distancia entre Querétaro y San Miguel de Allende es de 68 km. El tiempo estimado de la ruta de viaje entre las dos ciudades es de aproximadamente 1 hora.

Así que si quieres pasar unos días en esta joya de ciudad, te recomendamos:

Caminar por las calles de la ciudad, sentir el maravilloso clima y admirar la arquitectura colonial, es ahí donde comprenderás por qué es considerado el mejor pueblo mágico.

Visitar la parroquia de San Miguel Arcángel, es el principal símbolo de la ciudad, no puedes irte de San Miguel sin conocerla. Ya que desde que ingresas a la ciudad puedes apreciarla. La fachada es de estilo neogótico, diseñada por el maestro Ceferino Gutiérrez y sobrepuesta hacia 1880.

Ver a los grandes artesanos de las diferentes regiones de los alrededores te maravillará.

La diversidad de sus obras son magníficas, encontrarás colores sobre telas,  sombreros bordados, pulseras, ropa y más. Estas iluminan la ciudad.

Para hospedarte te recomendamos los exclusivos hoteles boutique ubicados en las casonas coloniales del siglo XVI, pero que ahora ofrecen cómodas habitaciones con jardines de ensueño.

En algunos podrás encontrar baños de temazcal y uno que otro con spa.

Te recomendamos los famosos churros mexicanos y un chocolate calientito para pasar una tarde mágica.

Sus callejones, gastronomía y arquitectura la hacen uno de los destinos más visitados del país.

En la fecha del 2008, la UNESCO nombró a San Miguel de Allende, y el aledaño Santuario de Jesús de Atotonilco, Patrimonio Mundial de la Humanidad, citando a la arquitectura religiosa y la arquitectura civil del poblado como una muestra de la evolución de las diferentes tendencias y estilos, desde el Barroco hasta el Neogótico de finales del siglo XIX.

Ahora sabes por que es una ciudad tan querida.

Riqueza histórica y colonial.

Por: Anel Diez.



Maxwell

En este artículo hablamos de:

Buen Vivir Cercanías destinos vacaciones

En este artículo hablamos de:

Buen VivirCercaníasdestinosvacaciones

Maxwell

Relacionado  

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestra edición digital, promociones, noticias sobre eventos y más

Tel. 442 674 9296 [email protected]