La Empatía de ponerte en su cuello.

George Floyd tenía 46 años nació en Carolina del Norte y fue criado en Houston, era un ex guardia de seguridad y un gran  aficionado al deporte. Como por todos es conocido murió asfixiado por un policía en Minneapolis por ser sospechoso de pagar en una tienda con un billete falso de 20 dólares.

Pareciera lejano su caso, como si no nos afectara que un hombre más muriera injustamente en esta tierra. No sentir dolor ante casos así es falta de sensibilidad y sobre todo de empatía.

No es fácil tener empatía, muy complicado ponerte en el lugar del otro, en sus zapatos, en su cuello, en sus vecindades, pandillas,  vivencias. Difícil ser capaces de pensar en la tragedia que vive su familia y sus seres queridos.

“El infierno son los otros” decía Jean Paul Sartre. El filósofo francés veía a los demás como un obstáculo a la felicidad y la frase confirmaba la posición  humana de Hobbes “el hombre es un lobo para el propio hombre”

¿ De veras somos enemigos el uno del otro? ¿Queremos ser bestias que se trituran entre sí? o ¿buscaremos optar por entrelazarnos?

Generar la empatía en casa, por ahí se empieza. Empatía por el que hace esa extraña dieta y por el que debería empezarla con urgencia.

Tender lazos en la oficina con quien llega tarde por tener dos trabajos y cuatro hijos, construir muros en tu comunidad con los más vulnerables, establecer vínculos en la universidad a pesar de los problemas económicos.

La persona empática está en equilibrio consigo mismo y por ello también con el otro, pero también es alguien que vive volcado a su semejante.

La historia de su etimología (origen de la palabra) es muy interesante: la Psicología la extrajo del griego y le dotó de un nuevo significado.

En un inicio, el término «empátheia» quería decir pasión, pero en el siglo II d.C. Galeno (maestro de los médicos)  la añadió a la lengua griega con el significado de dolencia o enfermedad. Es interesante señalar que en griego el sufijo «-eia», se usa cuando alguien se apasiona intensamente.

Por tanto ser empático es “sufrir con” y al mismo tiempo “apasionarse hasta padecer”. Amar hasta que duela decía Teresa, sentir con y en el otro es la máxima humana que nos guía en el sendero de esta vida.

Pero la empatía comienza en uno mismo, la primer tarea es reconocer las propias emociones para así ulteriormente comprender los sentimientos de los demás y saber responder a ellos de modo certero.

Empatía es entrar en el mar emocional del otro sin ahogarse y conectar con las emociones y sentimientos de tu pareja o amistad sin volver tóxica la relación.

Para tener empatía basta seguir tres escalones.

En el primero la tarea es contemplar: No he dicho mirar, ni siquiera ver... es contemplar, es ir a profundidad y tocar con los ojos la realidad del prójimo.

El segundo escalón es la escucha activa: No he dicho oír ni tampoco basta  conocer la historia; estoy hablando de entrar en sus emociones y escuchar los latidos de su corazón, ingresar al libro de su vida y hojear la historia de vida que se esconde detrás de esa ropa o esas arrugas. La meta es comprender hasta ser movidos a la acción y pasar al tercer escalón preguntando ¿qué puedo hacer por ti?

Como decía Martha Sialer: Si vas a escuchar a alguien, que tu corazón no esté dormido.

La tercera es un verbo: tú eliges cuál... es ponerse en juego, hacer algo por esa persona, no quedarse parado, activarse, ir en marcha hacia un mejor destino junto con esa persona lejana o cercana pero al final del día, [email protected]

La empatía no solo es un regalo que le puedes hacer a toda la sociedad sino también a la persona más importante de tu vida : la que ves frente al espejo

No veo compasión en los ataques violentos como respuesta a la injusticia a George más bien creo en ese noble pensamiento de Pema Chödron: “La verdadera compasión no consiste en desear ayudar a aquellos que son menos afortunados que nosotros, sino en darnos cuenta de nuestro parentesco con todos los seres”.

Maxwell

En este artículo hablamos de:

En este artículo hablamos de:

Maxwell

Relacionado  

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestra edición digital, promociones, noticias sobre eventos y más

Tel. 442 674 9296 [email protected]