KATE MOSS

Por siempre una leyenda de moda y belleza.

Kate es una de esas celebridades que no nos cansamos de ver. Lo ha conseguido todo como modelo, la moda creció como industria a la par que ella en los noventa -su época adorada-. Pero lo cierto es que sigue vigente, continúa siendo esa party animal cautivante y su belleza y personalidad representan un hito en la historia contemporánea de la moda y el modelaje.

Con un inicio profesional temprano en su vida, Kate fue descubierta a los 14 años en un aeropuerto de Nueva York por una booker de la agencia Storm. Ha aparecido en portadas de infinidad de revistas prestigiosas, se ha subido a las pasarelas de innumerables firmas e, incluso, protagonizado videoclips y películas.

Pero, ¿qué atrajo tanto de Moss en una industria don- de lo que abundan son precisamente modelos? Debe ser una combinación de su personalidad rebelde y su belleza no precisamente estética; unos ojos felinos únicos, larga melena castaña, una delgadez atípica entre las modelos de su época, su altura que rompía paradigmas (1.70 m) y facciones angulosas que en- marcan su expresión pícara.

Con el nombre de Katherine Ann Moss, la supermodelo nació en Surrey (Inglaterra) y este 16 de enero llegará a los 46 años de edad. Siempre ha atraído las miradas no sólo por su belleza, sino también por su actitud y estilo de vida de rockstar, lo cual no nos limita a reconocer sus magníficos inicios. El primer gran diseñador que apostó por su talento fue Calvin Klein, quien la designó para ser imagen de la campaña ‘Obsession’ en 1993. Desde aquel momento se convirtió en fuente de inspiración de diseña- dores y fotógrafos.

Kate llegó para irrumpir un estereotipo curvilíneo marcado por modelos de hace unas décadas como Cindy Crawford y Claudia Schieffer, de ahí que su aparición representará un antes y un después, dejando una huella imborrable que se confirma al seguir estelarizando campañas como la que ilustra este texto (‘Wonder For All’) para la temporada Holiday 2019 de Coach.

Con más de un cuarto de siglo de carrera, la supermodelo es una de las celebridades más ricas e influyen- tes del mundo (según Forbes). Chanel, Bulgari, Stella McCartney, Dior y Versace, la han firmado para sus campañas; asimismo, algunas de los diseñadores que la han elegido para desfilar para sus marcas han sido: Alexander McQueen, John Galliano, Karl Lagerfeld, Helmut Lang y Jean Paul Gaultier. Sumando a la lista el hecho de que el artista urbano de fama global Banksy, el pintor Lucian Freud, y el escultor Marc Quinn, la han tomado como musa para su obra.

En su historia profesional reciente, vimos a Kate subirse a la pasarela de Louis Vuitton en 2018 (la última hasta la fecha), como un gesto de empatía hacia su amigo y diseñador Kim Jones, quien se despedía entonces de la casa de moda. Asimismo, la supermodelo es imagen y directora creativa de la marca de cosméticos Decorté. Sin dejar de lado que en septiembre de 2016 lanzó su propia agencia de representación (Kate Moss Agency), con la cual ha representado a su propia hija Lila Moss (a quien engendró con el editor Jefferson Hack), a la cantante Rita Ora, a la actriz Gwendoline Christie y a top models como Jamie Bochert y Ella Richards.

Alejada del modus vivendi de excesos de su juventud, hoy Kate es una mujer madura que prefiere mantener un perfil apartado de los medios digitales, aunque eso no le quita lo divertido y entusiasta; así lo demuestran las fotos y videos de fiestas y eventos que comparten amigas de ella como Stella McCartney y Rita Ora. Por el contrario, y difícil que parezca, Kate ha mencionado que el nerviosismo sigue siendo el mismo cada vez que pisa un set para un nuevo trabajo.

Maxwell

En este artículo hablamos de:

Especiales Moda y Belleza

En este artículo hablamos de:

EspecialesModa y Belleza

Maxwell

Relacionado  

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestra edición digital, promociones, noticias sobre eventos y más

Tel. 442 674 9296 [email protected]